¿En Cuantos Días Se ve Oporto?

Cuantos días dedicar a ver oporto

Oporto es una de las ciudades más características de Portugal. Tras Lisboa, la capital, se considera que es la segunda ciudad más importante del país. Luz, buen ambiente, clima y gastronomía… ¿Qué más podemos pedir?

Bajo nuestra recomendación, lo ideal es ver Oporto en cuatro días. El tiempo suficiente para admirar la sensualidad de una de nuestras ciudades preferidas en toda Europa. Y es que Oporto es muy diferente a cualquier otra ciudad que hayamos podido visitar anteriormente, Oporto respira paz y tranquilidad bajo un marco incomparable.

Estancia Recomendada Oporto

Entre las opciones más comunes de viaje hemos encontrado Oporto en 1, 3 y 4 días.

Oporto en 4 días: la mejor opción

El día uno de nuestro viaje lo podréis invertir dando un largo paseo por la zona que rodea a la Avenida de los Aliados. Allí podréis conocer uno de los puntos más fuerte de la ciudad, la gastronomía. Recordad que es típico comerse una buena francesinha, el plato típico de Oporto, y qué mejor momento de hacerlo que el primer día.

Te recomendamos comenzar tu viaje a oporto realizando un FREE TOUR. Si, un Tour totalmente gratuito por el centro de la ciudad, realizado por guías expertos y en castellano. ¿El precio? Nada! Queda en tu mano aportar una propina si ha sido de tu agrado. Puedes RESERVAR EL FREE TOUR GRATIS AQUÍ.

Rodeados de bares y restaurantes, podréis absorberos de la ciudad. Sus gentes, el sol y el ambiente agradable con el que os vais a encontrar son los tres factores que te enamorarán en este primer paseo.

Nuestra recomendación es que os perdáis por esa zona durante todo el primer día. Alejados del bullicio, en algunas partes del trayecto, podréis haceros una idea de lo que os espera en las próximas jornadas.

Catedral de Oporto

Siguiendo con la idea de mimetizaros al máximo con la ciudad, el segundo día podréis visitar el Mercado de Bolhao por la mañana. Un mercado local, en el que la artesanía copa toda la atención. Os encantará todo lo que allí os podréis encontrar, y es que todo parece precioso en ese lugar.

Muy cerca de este mercado está Lello, la que es catalogada como la librería más bonita del mundo. Un lugar en el que perderse durante toda la tarde, en busca de vuestras obras preferidas. Aquí es importante que tengáis en cuenta que la entrada cuesta dinero, alrededor de 3€. Los cuales los podréis recuperar si compráis algún libro. Y, al salir, estaréis en una zona llena de restaurantes y bares, en la que podréis dar por concluida la jornada.

Los monumentos son una de las partes más importantes en todos los viajes, de ahí que el tercer día en Oporto lo podáis dedicar a verlos. El monumento más emblemático de Oporto, la Torre de los Clérigos, está muy cerca del Palacio de la Bolsa. Y, para nosotros, son los dos principales monumentos que vais a visitar, por la elegancia que desprenden.

Si os sentís con fuerzas para caminar, podréis visitar el puente de Luis I, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y la Vila Nova Galicia. Dos lugares en el que os recomendamos que os sentéis y admiréis el tiempo que haga falta. Especialmente el puente, cuando el sol de Oporto incide sobre él, resulta poco más que mágico.

Por último, la última jornada de vuestro viaje os recomendamos que os perdáis, sin rumbo fijo, por el centro de Oporto. La Iglesia de San Ildelfonso o la Plaza de la Libertad serán dos puntos de interés que pondrán la guinda final a vuestra estancia en uno de las ciudades más emblemáticas del mundo. O por que no… realizar una de las actividades turísticas que ofrece oporto. Como las siguientes:

Pese a que cuatro días es una opción con la que podremos disfrutar al máximo de nuestra estancia en Oporto, existen otras opciones de menor tiempo, con la que podremos exprimir al máximo nuestra visita en la ciudad. ¿Quieres conocerlas?

Buena Opción: Oporto en 3 días

Tres días es tiempo más que suficiente para conocer Oporto. Al tratarse de una ciudad pequeña, los principales puntos de interés están muy cerca unos de otros, lo que os permitirá conocer a pie nuestro destino.

¿Qué podréis visitar tres días en Oporto?

Disponemos de la Guía Más completa para ver Oporto en 3 días. Aunque a continuación te dejamos unas pinceladas de lo que puede ofrecerte.

El centro de Oporto es uno de los más bonitos de Portugal, allí podréis conocer la Libreria Lello, la Plaza de la Libertad y disfrutar de la vista que os va a regalar la Torre de los Clérigos.

El segundo día podréis dedicarlo a visitar el Puente de Luís I y la Vila Nova de Gracia. Allí, podréis conocer de primera mano el funcionamiento de las bodegas de la ciudad, además de las degustaciones que los comerciantes estarán dispuestos a ofrecernos.

El nivel de vida de Oporto es bastante bajo comparado con otras ciudades de Europa, por lo que podremos aprovechar para realizar diferentes actividades a un precio muy económico.

Por último, en vuestra tercera jornada en Oporto podréis dedicaros a visitar el Mercado de Bolhao, el lugar en el que os sentiréis más portugueses que nunca. Artesanía y calidad en un mercado que os conseguirá enamorar de la ciudad.

Echa un vistazo a nuestra guía especializada de Oporto en un fin de semana.

La estancia menos recomendada: Oporto en 1 día

Si disponéis de, únicamente, 24 horas en la ciudad, aprovechadlas al máximo, más que para ver monumentos, para sentiros parte de su gente. Para ello, id al centro histórico y perderos entre sus calles, disfrutad de su gastronomía y disfrutad de algunas de las degustaciones que los comerciantes os van a ofrecer.

Podréis combinar esta parte lúdica con la visita de algunos de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, como el puente Luis I o el Palacio de la Bolsa.

Tanto si puedes estar 24 horas, como una semana, Oporto es una ciudad que os contagiará de alegría, diversión y rayos de sol. El enclave perfecto para desprenderte de tu rutina y enamorarte de una de las ciudades más bellas de Portugal. Un viaje al que siempre querrás volver.