Tallin en tres días

La capital de Estonia, conocida como la Praga del Báltico,construida a orillas del mar.  Con un encantador casco antigua medieval, calles llenas de adoquines y torres de cuento, hasta construcciones soviéticas.

En esta guía de Tallin en 3 días vas a conocer los lugares más imprescindibles que esta ciudad te puede ofrecer.

Tallin en tres dias
Guía de viaje Completa de Tallin en 3 días

Qué ver en Tallín en 3 días

Esta ciudad es fácil y accesible para recorrerla andando, gracias a su pequeña dimensión. Esto facilita poder conocer cada uno de sus rincones mientras paseas por sus calles, conociendo callejuelas realmente encantadoras.

Consejos para viajar a Tallin

Pero además, si te gusta pedalear Tallin es el destino perfecto para hacerlo, pues aquí abundan los carriles-bici, facilitando la movilidad por toda la ciudad.

De esta forma, puedes ver más lugares ya que si los visitases a pie pueden consumir mucho más de tu tiempo.

Al caer la noche, Tallin muestra su otra cara. En esta ciudad hay numerosos bares, con una exquisita gastronomía, cervezas artesanales y lugares donde puedes escuchar jazz y blues en directo.

No vas a tener problemas para que te entiendan en la ciudad, pues la mayoría de los locales hablan el inglés con fluidez.

Por otro lado, es importante que sepas que para entrar al país con el DNI es suficiente, es decir, al ser miembro de la Unión Europea no es necesario obtener un visado. También conviene llevar en regla el pasaporte.

Al pertenecer a la Unión Europea su moneda oficial es el euro, por lo que no tendrás ningún problema para pagar en cualquier establecimiento. ¡Allá vamos!

Guía de viaje de Tallin: Día 1

El primer día en esta asombrosa ciudad es para conocer los sitios más emblemáticos de Tallin y que no debes perderte si visitas este lugar.

Raekoja Plats


Se trata de una de las plazas más importantes de la ciudad, ya que está presidida por el gran edificio del Ayuntamiento, con un estilo gótico.

Además está rodeada por pintorescas fachadas medievales, con numerosos bares e incluso la fachada más antigua de Europa.

Este lugar siempre tiene un gran ambiente, en verano repleto de terrazas y en invierno un tradicional mercado navideños.

Farmacia Reapteak


Esta farmacia se trata de uno de los lugares más populares y visitados por los turistas.

Te preguntarás el por qué de esta popularidad. Pues bien, en el número 11 de la plaza Raekoja se encuentra esta farmacia. Es una de las farmacias más antiguas de Europa, pues ha estado en servicio sin ninguna interrupción desde 1422. Además cuenta con una espectacular fachada digna de apreciar. A parte puedes entrar a disfrutar de su pequeña exposición de manera gratuita.

Patio de los artesanos

Tras un pasaje cercano al Ayuntamiento, se encuentra este pequeño y adoquinado paraíso de Tallin.

Un verdadero rincón medieval de la ciudad, lleno de tranquilidad y un ambiente mágico.


Hoy en día, se trata de un lugar encantador con pequeñas tiendas de artesanos locales y un café ambientado en las antiguas chocolaterías francesas. Esta cafetería es una de las más famosas de la ciudad, si tienes ocasión prueba sus delicias.

Iglesia de San Olaf


Lo que más llama la atención de esta iglesia es su gran torre, con 159 metros de altura.

De hecho, el constructor de la iglesia buscaba ser la más alta del mundo, consiguiéndolo desde 1549 a 1625.

Su interior es austero, destacando sus bóvedas de estilo gótico y sus grandes ventanales consiguiendo una luz estupenda.

El precio de la entrada al interior de la iglesia es gratuita, subir a la torre tiene un coste de 2 euros.

Plaza de la libertad


Es la plaza más céntrica y punto de encuentro tanto para los turistas como para los locales de la ciudad, rebosa vida y un ambiente espectacular.

Es un lugar genial para terminar el día, pues tiene varios restaurantes y bares donde tomar algo. La plaza destaca por una cruz conmemorativa a los caídos de la Guerra de la Independencia y una preciosa iglesia con su peculiar fachada amarilla.

Guía de viaje de Tallin: Día 2

El segundo día vas a descubrir la magia de Tallin, los lugares más turísticos y emblemáticos que ofrece la ciudad.

Mirador de Piiskopi


La ciudad tiene numerosos miradores para poder disfrutar de unas vistas espectaculares, pero este es el mirador más famoso de Tallin.

Es la vista más conocida de la ciudad y la típica imagen que aparece en todas las postales de este destino. ¡Sus vistas roban el corazón!

Catedral de Alexander Nevsky


Es una de las principales atracciones de la ciudad, se trata de una asombrosa catedral ortodoxa. Uno de los edificios de Tallin declarados Patrimonio de la Humanidad. Tiene la cúpula más grande de esta capital, su peculiar interior es digno de visitar, aún no siendo de gran tamaño, debido a su decoración diferente característica de las iglesias ortodoxas, de gran riqueza y sobre decorada.

La entrada es totalmente gratuita.

Mercadillo de Jaaama Turg

Es una de las zonas desconocidas de la ciudad y poco frecuentada por los turistas pero sin duda que merece la pena acercarse.

Se trata de un mercado típico de Tallin, utilizado a diario por los locales.


Es un gran contraste con la parte más popular de la ciudad vieja y este mercado se trata de la otra cara de la capital.

Repleto de alimentos típicos o incluso ropa u objetos de segunda mano. Ideal para sumergirte en la cultura de la ciudad. ¿qué mejor lugar para probar alguno de sus alimentos más conocidos y de buena calidad?

Palacio y parque Kadriorg


El palacio Kadriorg es de estilo barroco, con una fachada de un llamativo color rojizo y blanco. Actualmente en el se ubica el Museo de Arte Extranjero, en la parte trasera al atravesar un estanque se encuentra la residencia del Presidente de la República.

Este majestuoso palacio se encuentra en el Parque Kadriorg, siendo el más grande de Tallin.

En el parque se ubican varios museos, galerías de arte y monumentos históricos, como el Museo Mikkel o la Casa de campo del Zar Pedro.

Calle Viru


Esta calle comienza con la Puerta Viru, dos grandes y espectaculares torres que conforman la puerta principal de la antigua ciudad. Caminando por esta calle, se pasea por la principal calle, pues se trata del recorrido más popular de Tallin. Está repleta de tiendas comerciales ideales para adquirir algún souvenir o de numerosos restaurantes y bares.

Si en lugar de seguir la calle caminas por fuera de la muralla puedes disfrutar de los puestos de flores que la rodean. ¡Realmente romántico!

Guía de viaje de Tallin: Día 3

El último día es para aprovecharlo al máximo, visitando los lugares que aún no has descubierto y que no te puedes perder en esta genial ruta por la ciudad.

Prisión de Patarei


Es uno de los símbolos de la represión soviética en Estonia. Una antigua fortaleza marítima del siglo XIX, utilizada posteriormente como cárcel. La magia y curiosidad de este lugar es que no está restaurada para la visita de los turistas, al contrario, está descuidada y tal y cómo se ha conservado sola para dar la sensación de claustrofobia y escalofrio que en su día ocasiona. Por el precio de 2 euros puedes pasear por sus instalaciones y disfrutar de las vistas del mar Báltico.

Museo KGB


Se trata de un museo situado en un hotel. Es una visita muy interesante y recomendada, esto se debe a que en su día fue una base de operaciones de las URSS. Tiene un coste de 11 euros, a pesar de su precio merece la pena visitarlo, cuenta curiosidades y anécdotas que no te van a dejar totalmente asombrado.

Además puedes acceder a unas vistas de la ciudad preciosas desde lo más alto de dicho hotel.

Torreones y murallas de la ciudad

Tallin tiene uno de los cascos amurallados mejor conservados de toda Europa, conservando 2 kilómetros de muralla original y 20 torres.

Las torres más destacadas son las conocidas Sauna, Kujala, Nunna o Maiden, que además de visitarlas por exterior puedes entrar a su interior.

Además la última torre mencionada, conocida como Maiden posee también un museo en su interior, al igual que una adorable cafetería para disfrutar al máximo de la visita. ¡Sumérgete en el medievo!

Monasterio de Santa Catalina de Tallin


Fue la iglesia principal y más importante de Tallin, aun pueden verse algunas tumbas bordeando este estrecho callejón del siglo XIV. Las ruinas de este convento dominico se encuentra en el pasaje medieval de Santa Catalina, un rincón fascinante y romántico.

Con muros de piedra y una estructura abovedada, se encuentra rodeado de varios talleres de artesanía donde se puede contemplar a estos artistas realizando joyas, vidrio y cerámica o incluso encuadernando libros.

Castillo de Tallin

Está situado en la colina de Toompea, el castillo actualmente es el Parlamento de Estonia.


La puerta de carruajes situada en la torre de Pikk Jalg originaria de 1380 tenía funciones de defensa y vigilancia y se trata de uno de los lugares más visitados de esta zona.

Lo más asombroso de este lugar son los miradores que lo rodean, ofreciendo una de las mejores panorámicas de la ciudad. Desde aquí puedes conseguir una imagen típica de postales de Tallin. ¡Despídete de la ciudad con unas maravillosas vistas!

En conclusión, esta ciudad sacada de un cuento de hadas te regala la oportunidad de pasear por el pasado, disfrutando de sus peculiares calles y edificios. En ocasiones, te hace sentir que estás paseando por el medievo.

Recorrer y pasear por sus calles es simplemente espectacular, algo que te dejará prendado de esta mágica ciudad. ¡Desearás volver a Tallin!

Tallin en 3 Días PDF – DESCARGA LA GUÍA

Puedes descargarte esta guía de viaje de Tallin en PDF para tenerla a mano durante tu viaje ya sea impresa o en tu Smartphone sin necesidad de conectarte a internet.

DESCARGAR GUÍA DE TALLIN EN PDF

Los usuarios que vieron nuestra guía de Tallin en 3 días también se interesaron por: